¿Curar con alimentos? ¿El alimento como medicamento?

¿Los preparados multivitamínicos sirven para algo?

Pills - Tablets 3Una opinión muy extendida es que las vitaminas son importantes para prevenir o curar multitud de enfermedades, desde resfriados hasta el cáncer. Referente a los preparados multivitamínicos, esta afirmación no está tan clara. Según Science Direct,  “no hay pruebas que demuestren la utilidad de preparados multivitamínicos y suplementos minerales en la prevención de infecciones en la gente mayor” FMC – Formación Médica Continuada en Atención Primaria, Volume 12, Issue 7, Page 507, Guillermo García Velasco.

Muchas afirmaciones son una cuestión de marketing y publicidad …. y la verdad es que les funciona, el negocio mueve millones de Dolares en todo el mundo.

Pero la Autoridad Europea en materia de seguridad alimentaria (EFSA) advierte en su evaluación que los efectos de los suplementos multivitamínicos no están demostrados científicamente.

Aún es más, las vitaminas A, E y D no son sanas en cantidades altas y tomadas en comprimidos es fácil llegar a la dosificación tóxica. Con las vitaminas ingeridas junto con la dieta es casi imposible llegar a concentraciones nocivas.

¿Los preparados multivitamínicos mejoran el rendimiento físico?

Es lógico que los deportistas tengan una necesidad mayor de vitaminas, pero si no tienen carencia de estos compuestos, al tomarlos no experimentarán ninguna mejora en su rendimiento físico, ni en fuerza muscular, ni en velocidad, ni en resistencia.

Otra cosa es el deporte de alto rendimiento, en el que podría ser necesario suplementar las vitaminas de la dieta con pequeñas cantidades adicionales. En situaciones especiales como períodos de entrenamientos intensos aumenta la necesidad de su aportación. Pero también se puede conseguir lo mismo con alimentos bioactivos como veremos más abajo.

Olvidate de los comprimidos para broncearte

Innéov solar, Heliocare, Innovage potenciador solar, Oenobiol solar, son marcas comerciales que anuncian un bronceado desde el interior, una prolongación del moreno veraniego y la prevención del envejecimiento de la piel que no suele funcionar demasiado bien. Contienen un precursor de la vitamina A, el betacaroteno (contenido también en las frutas y verduras de color naranja como las zanahorias), antioxidantes como el licopeno (contenido en los tomates), la luteína (contenida en la yema de huevo, maíz y brócoli, etc.) y las vitaminas A y C.

Los alimentos bioactivos: verdaderas plantas medicinales

Hace algún tiempo que se conoce que el licopeno del tomate es anticancerígeno, ya que fortalece el sistema inmunitario para defenderse de células malignas. Fresh Vegetables & Fruits  2Investigaciones han demostrado que puede ser efectivo contra el cáncer de próstata, de páncreas, de ovarios y de estómago. El licopeno actúa contra los radicales libres, neutralizando sustancias que son dañinos para las células. Se absorbe mejor cuando el tomate es cocido, por lo que las salsas de tomate, el tomate frito y el ketchup son aún más efectivos que el tomate fresco.

Al igual que el tomate, existen otros alimentos que son verdaderas plantas medicinales. En el siguiente post, tenéis toda una lista de estos alimentos que contienen sustancias bioactivas:

“¿Es posible sustraerle el alimento al cancer? Según investigaciones recientes se puede provocar su muerte celular”.

En este post hemos descrito sus diversos mecanismos de acción y sus efectos. Se ha demostrado que algunos de ellos son de acción muy rápida (en pocas horas), lo que también es prometedor. Seguramente conoceréis a la mayoría de estos alimentos, aunque quizás no los consumís a diario. Pero creo que vale la pena incluirlos en vuestra lista de compra.

Los alimentos probióticos y la leche materna

Los probióticos son el yogur, el kéfir y otros productos lácteos que contienen bacterias vivas. Actúan contra las diarreas causadas por microorganismos o los provocados por los antibióticos.

Anteriormente ya habíamos comentado las acciones del kéfir, mencionando muchos estudios científicos que podéis leer en los siguientes posts:

Enseñamos a cultivar y regalamos Kéfir

Hoy hemos regalado Kéfir…..

Hace mucho tiempo que se conocen las bondades de la leche materna para el lactante. Fortalece su sistema inmunitario; contiene sustancias que tienen una estructura parecida a los receptores de las células del niño. Los virus y bacterias se unen a los receptores de la leche materna en lugar de unirse a las células del niño y así son inocuos para este. Además la leche materna contiene enzimas y anticuerpos que protegen al lactante y los expertos sospechan que contiene todavía más compuestos que actúan como sustancias bioactivas.

Los ácidos grasos omega w-3, procedentes del pescado

Se ha investigado bastante acerca del pescado graso. Entre los componentes de su grasa cuenta con los ácidos grasos omega w-3, que son sustancias fisiológicamente activas como reguladores de los procesos inflamatorios y de la respuesta inmune.

Solamente mencionar, lo que podéis ver en la imagen adjunta: los ácidos grasos omega w-6 y omega w-3 tienen efectos contrarios, los primeros promueven la inflamación ya que se metabolizan generando sustancias inflamatorias, mientras que los omega w-3 tienen efecto antiinflamatorio.

El cuerpo precisa de omega w-6 y omega w-3, pero en la proporción correcta

En nuestra dieta occidental, solemos ingerir una proporción de 15:1 de omega w-6 respecto a omega w-3, es demasiado alta, debería ser de 5:1 para favorecer a nuestra salud. Debemos bajar los ácidos grasos omega w-6, ya que la inflamación en el cuerpo puede generar enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades autoinmunes.

Así lo evidencia el estudio “Evolutionary aspects of diet, the omega-6/omega-3 ratio and genetic variation: nutritional implications for chronic diseases” del Center for Genetics, Nutrition and Health de Washington.

Otro estudio, publicado en septiembre 2014, halla que se puede curar la steatohepatitis mediante una proporción correcta de Omega w-6 y Omega w-3: La publicación “Reduced dietary omega-6 to omega-3 fatty acid ratio and 12/15-lipoxygenase deficiency are protective against chronic high fat diet-induced steatohepatitis” de las siguientes universidades:

  • Department of Pediatrics, University of California San Diego, La Jolla, California, United States of America.
  • Institute of Immunology, Genetics and Metabolism, CONICET-UBA, Buenos Aires, Argentina.
  • Skaggs School of Pharmacy and Pharmaceutical Sciences, University of California San Diego, La Jolla, California, United States of America.
  • Department of Medicine, University of California San Diego, La Jolla, California, United States of America.

halla que se puede curar la steatohepatitis inducida por una dieta alta en grasas, bajando la proporción de los ácidos grasos omega w-6 respecto a los omega w-3.

¿Qué alimentos contienen demasiado omega w-6?

Los alimentos que contienen cereales como el pan, la pasta, los bizcochos o los cornflakes contienen mayormente omega w-6. La proporción es desfavorable: maiz 29:1, trigo 14:1, centeno 11,5:1, soja 10,5:1. La carne es otro alimento, al que le falta el omega w-3. Los piensos no lo contienen, porque los cereales y la soja son más económicos que la hierba de los prados que comen los animales en libertad.

¿Cómo podemos obtener la proporción adecuada de omega w-3?

La fuente más grande del reino vegetal son las semillas de chía que contienen aproximadamente un 60% de Omega w-3. Las nueces y avellanas contienen omega w-6 y omega w-3 en gran cantidad (en 100 g: 21,05:3,20), pero contienen demasiado omega w-6, la relación es de 6,58:1, por lo que es conveniente comer nueces y avellanas, pero en pequeñas cantidades. En la fruta, en las setas y en las especias la relación es favorable, aproximadamente 1:3, pero realmente contienen muy poco. El aceite de oliva es el que tiene una relación de 11:1, más adecuada que muchos otros aceites.

En el pescado graso el contenido y la proporción de estos ácidos grasos es bueno, por lo que deberíamos comerlo como mínimo 2 veces a la semana. Los pescados/mariscos grasos que contienen omega w-3 son los siguientes, en orden de importancia (por cada 100 g):

Caballa (1,8 – 5,3 g) > arenque (1,2 – 3,1 g) > salmón (1,0 – 2,0 g) > trucha (0,5 – 1,6 g) > atún (0,5 – 1,6 g) > gamba (0,2 – 0,4 g) > bacalao (0,2 g).

Mecanismo de acción del omega w-3

El mecanismo de acción del omega w-3 se basa en su parecido con el ácido araquidónico, una sustancia del organismo perteneciente al grupo de los fosfolípidos, localizados en la membrana celular e implicados en la inflamación.

Para entendernos, el ácido araquidónico es el mediador o “culpable” de la inflamación. Y es como si el omega w-3 engañase al organismo y en las reacciones inflamatorias ocupase el lugar que le correspondería al ácido araquidónico. El omega w-3 simplemente sustituye al ácido araquidónico. ¿Pero por qué puede hacer esto?

En las reacciones inflamatorias (que transcurren a través de las vías metabólicas de la ciclooxigenasa y de la lipoxigenasa) se confunde el Omega w-3 con el ácido araquidónico. Los sitios activos en la molécula, dónde se producen las reacciones químicas se parecen y por ello el omega w-3 y el ácido araquidónico compiten. El omega w-3 desplaza al “culpable” de la inflamación y se sintetizan mediadores inflamatorios mucho menos potentes (menos potentes que sus análogos procedentes del ácido araquidónico).

Los ácidos grasos Omega w-3 pueden prevenir y curar las alergias, porque impiden las reacciones injustificadas del sistema inmunitario contra los alergenos más frecuentes, como son el polen o los pelos de los animales. También podrán disminuir la respuesta de enfermedades auto-inmunes e inflamaciones crónicas.

Hay que mencionar que el sobrepeso no favorece al sistema inmunitario. La grasa provoca la liberación de sustancias, las adipokinas y las citokinas que ponen en marcha procesos inflamatorios. El sistema inmunitario está constantemente trabajando para solventar un problema, cuya causa en realidad no existe, porque el origen es la grasa del propio cuerpo.

Se puede afirmar que el incremento de la ingesta de ácidos grasos Omega w-3 podrá representar un tratamiento efectivo para personas con enfermedades inflamatorias, enfermedades autoinmunes o procesos alérgicos.

Se acaba de publicar un estudio científico que relaciona el consumo de pescado graso con la prevención de cáncer

El 12 de noviembre 2014, la revista Nutrition and Cáncer acaba de publicar una investigación de Saint Luke’s Mid America Heart Institute Cardiovascular Research, titulada “A Higher Dietary Ration of Long-Chain Omega-3 to Total Omega-6 Fatty Acids for Prevention of COX-2-Dependent Adenocarcinomas,” en el que se halla la evidencia que si se come pescado graso en la cantidad adecuada y preparado de la forma correcta se puede prevenir el desarrollo de un adenocarcinoma, un tipo de cáncer común de pecho, próstata, páncreas o del tracto gastrointestinal.

Bibliografía

 – Scientific Opinion on the substantiation of a health claim related to a combination of lycopene, vitamin E, lutein and selenium and protection of the skin from UV-induced (including photo-oxidative) damage pursuant to Article 13(5) of Regulation (EC) No 1924/20061

– Murray, Granner, Rodwell: Harper Bioquímica Ilustrada. El Manual Moderno.
México. 2007.17:207-16
– Ácidos Grasos Omega 3. Wikipedia, la Enciclopedia Libre. 2007 Encontrado en:
[http://es.wikipedia.org/wikiNC3/081cidos grasos_omega_3]
– Mendoza MA: Eicosanoides. Su función en la inflamación. Monografías.com .
2006. Disponible en: [http://www.monografias.com/trabajos11/eico/eico.shtml]
– Perez A, Carataya L, Valencia V: Biosíntesis de los productos del ácido araquidónico
y su repercusión sobre la inflamación. Revista Cubana de Estomatología.
Mayo. 1998.35(2):.56-61.Disponible en:
[http://scielo.s1d.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S003475071998000200004
&Ing=es&nrm=iso]
– Montgomery, Conway, Spector, Chapell. Bioquímica. Casos y Texto.6ta Ed.
Harcourt Brace. España. 1999 ,
– Honeyman J, Gaete M, Atalah E. Ácidos Grasos Omega-3 y Atopia. Revista
Chilena Pediatría. Oct. 2006.77(5):523-6. Disponible en:
[http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062006000500012
&Ing=en&nrm=iso>. ISSN 0370-4106]
– Sierra S., Lara-Villoslada F., Olivares M., Jiménez J., Boza J., Xaus J: IL-10
expression is involved in the regulation of the immune response by omega 3 fatty
acids. Nutr. Hosp. Nov 2004.19(6):376-82. Disponible en:
[http://wwwscielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-1611200400
0600011&Ing=en&nrm=iso]
– Mesa MD, Aguilera CM, Gil A: Importancia de los lípidos en el tratamiento nutricional
de las patologías de base inflamatoria. Revista Nutrición. Hospitalaria, pp. 30-43.
Madrid. Disponible en:
[http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci arttext&pid=S0212-16112006000500004
&Ing=es&nrm=iso]
– Carrero JJ, Martín-Bautista E, Baró L, Fonollá J, Jiménez J, Boza JJ: Cardiovascular
effects of omega-3-fatty acids and alternatives to increase their intake. Nutr. Hosp.
Febrero 2005.20(1):63-9. Disponible en:
[http://wwwscielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112005000
100010&Ing=en&nrm=iso]
– Calder P: Dietary modification of inflammation with lipids. Proc Nutr Soc 2002.61:345-
58. Encontrado en: [http://www.aeeh.org/contenidos/abstracts2007.pdf]
– Switzer KC, McMurray DN, Morris JS, Chapkin RS: (n-3) Polyunsaturated fatty
acids promote activation-induced cell death in murine T lymphocytes. J Nutr
2003.133:496-503 Encontrado en:
[http://www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/entrez?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=125
66490&dopt=AbstractPlus]

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. las farmacéuticas intentan que nos parezcamos a super ratón con aquello de hay que super vitaminarse y súper mineralizarse! En la época de esos dibujos, cuando yo era niño, a las mamas les decían que el pescado azul no era bueno. Y es que el mundo y el conocimiento evolucionan una barbaridad. Un saludo!

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Hola Antoni,
      nos intentan de llevar a dónde les interesa, menos mal que tenemos nuestra propia opinión! ¿¿Seguro que el pescado blanco era tan económico como el azul??
      Un abrazo

      Me gusta

      1. Que va, Entonces, al ser el azul “malo” era mas barato. Un abrazo!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s