La exposición prenatal a productos del hogar disminuye el cociente intelectual del feto

Ya hemos comentado los peligros del BPA y de los ftalatos en el post “Botellas y recipientes de plástico …. ¿un peligro para la salud?”, en el que examinamos qué sustancias nocivas tienen los distintos plásticos, su identificación mediante los símbolos, cuáles son los más perjudiciales para la salud y el peligro de calentamiento o reutilización de algunos de ellos.

¿Os habéis planteado que los plásticos están presentes como envoltorio o recipiente en la mayoría de alimentos y bebidas? Carne, pescado, verdura, jamón dulce y embutido, queso, yogur, postres lácteos, aceite, vinagre, tomate frito y ketchup, mostaza, salsas, agua embotellada, zumos, refrescos, etc., todo lleva algún plástico que tiene contacto directo con el alimento o la bebida…… y allí están los “ftalatos” que, tal y como hace sospechar su nombre tan difícil de pronunciar …. buenos no son!!

Pero no solamente los envases de plástico contienen los tristemente famosos plastificantes. También están en los materiales de construcción, muebles del hogar, ropa, cosméticos, productos farmacéuticos, suplementos nutricionales, lubricantes, ceras, insecticidas, ambientadores y productos de limpieza.

Las muestras de orina de numerosos estudios revelan que los ftalatos son muy comunes en la mayoría de las personas. Pero el grupo más afectado es, como siempre, el de los niños, especialmente durante el desarrollo intrauterino del feto. Ahora un estudio publicado en diciembre 2014 por Columbia University’s Mailman School of Public Health vincula la exposición prenatal a distintos químicos comunes del hogar con una disminución significativa del cociente intelectual de niños en edad escolar.

¿Qué ftalatos encontramos en los productos del hogar?

El estudio encontró que dos sustancias químicas que son frecuentes en los productos del hogar, el ftalato de di-n-butilo y el di-isobutil ftalato, perjudican significativamente la inteligencia del niño, si el feto estaba expuesto durante el embarazo a niveles elevados de estos productos.

Se observó que estos niños en edad escolar tenían un cociente intelectual menor en 6 puntos que los niños con baja exposición prenatal a dichos químicos.

Cómo eliminar los ftalatos del hogar

Eliminar los ftalatos es mucho, mucho más difícil de lo que yo pensaba. Se puede sustituir el ambientador por aceites esenciales, no comprar carne o quesos en bandejas de poliestireno, no utilizar un film de plástico para envolver los alimentos o no comprar la cerveza y otros alimentos en lata; pero no se puede evitar que los ftalatos de los muebles y de los materiales de construcción pasen al aire del hogar.

También están en los productos de limpieza, pero los fabricantes no tienen la obligación de declarar los ingredientes. Así que no tenemos ni siquiera la posibilidad de leer la etiqueta y comprar productos libres de ftalatos. Al limpiar también pasan al aire y cuando decimos la típica frase “huele a limpio”, probablemente no respiremos aire puro y será mejor ventilar el olorcito a limpio!!

Esto es precisamente la filosofía que tienen por ejemplo los suizos: al empadronarte en Suiza, el ayuntamiento te proporciona una especie de código de conducta que tienes que firmar y que prevé, entre otras cosas, que en verano debes ventilar tu vivienda constantemente e incluso en invierno durante unos minutos. Es curioso cómo cuidan los suizos a sus ciudadanos, impulsando estas medidas de salud pública desde los ayuntamientos.

Teniendo en cuenta que es imposible evitar todos los ftalatos en el hogar, los investigadores recomiendan que las mujeres embarazadas tomen medidas para limitar la exposición más importante:

– No cocinar en microondas la comida en recipientes de plástico, porque con el calor y las microondas se movilizan los ftalatos y pueden pasar al alimento.

– Las mujeres embarazadas deberían prescindir de perfumes y ambientadores.

– No se deben reutilizar plásticos de un sólo uso, como por ejemplo, botellas de agua PET, porque con el uso los tereftalatos pasarán al agua.

– No se deberían utilizar plásticos etiquetados con el símbolo de identificación 3, 6, o 7:

Referencias:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s