Difteria

El niño de 6 años, vecino de Olot (Girona), que ha contraído la difteria está grave, pero estable….. esta enfermedad tan antigua que padecieron nuestros abuelos en tiempos pasados y de la que no se conocía ningún caso en España desde hace 3 décadas.

Los expertos apuntan que ciertas enfermedades infecciosas que ya habían formado parte del pasado están volviendo con mayor fuerza. Lo cierto es que esta incidencia ha generado bastante desconcierto social, porque nos debatimos entre las advertencias y alertas de los grupos antivacunas y la triste realidad.

Bacilos de la difteria: Corynebacterium diphteriae (Wikipedia / Center for Disease Control and Prevention’s Public Health)

¿Pero qué es la difteria, cuales son sus síntomas y cómo se ha podido contagiar el pequeño?

La difteria está causada por una bacteria en forma de bacilo ligeramente curvado, el Corynebacterium diphtheriae (bacilo de Klebs-Löffler).

Se propaga por las gotitas respiratorias que se generan al toser o al estornudar. El contagio se puede producir por una persona infectada, pero también por un portador, una persona que lleva la bacteria en su cuerpopero que no tiene síntomas de la enfermedad. Y ello es lo que genera más incertidumbre, porque, sin análisis, no podemos saber si una persona es portadora, no lo sabe ni ella.

Y es así como se contagió al pequeño. En los análisis practicados a más de 50 personas que habían estado en contacto con el niño, resultó que 8 compañeros de colegio son portadores de la bacteria de la difteria. La pregunta es ¿cómo se contagiaron ellos?

Son niños que se habían vacunado en su momento y por ello no les afecta la bacteria, pero la llevan en su organismo de manera inadvertida, siendo portadores asintomáticos y con capacidad de contagio a otras personas no vacunadas. A estos niños ya se está tratando con antibiótico para eliminar el peligro potencial de contagio.

¿Qué síntomas tienen los enfermos de difteria?

La bacteria infecta a nariz y garganta, dónde se produce una pseudomembrana o cubierta de color gris a negro, dura y fibrosa, es decir, una capa espesa en nariz y garganta que puede obstruir las vías respiratorias o producir asfixia en casos graves. Los síntomas se suelen presentar de 1 a 7 días después del contagio:

Son las descritas en Medline Plus como coloración azulada de la piel, secreción nasal acuosa y con sangre, problemas respiratorios (dificultad respiratoria, respiración rápida, sonidos respiratorios), escalofríos, tos similar a la de crup, babeo (sugiere que está a punto de presentarse una obstrucción de las vías respiratorias), fiebre, ronquera, dolor de garganta y al deglutir, úlceras en la piel.

Pero la gravedad de la enfermedad de la difteria no solamente es debida a la bacteria, sino a la toxina que esta produce, la toxina diftérica, que viaja por todo el torrente sanguíneo hacia los órganos (corazón, cerebro), dónde causa daños muy importantes:

La toxina diftérica inhibe la síntesis de proteínas de las células, pudiendo causar complicaciones como parálisis de nervios de cara y cabeza, inflamación múltiple de nervios e inflamación cardíaca, causando un ritmo cardíaco anormal e incluso insuficiencia cardíaca.

¿Qué tratamiento existe?

Es muy importante que se acuda rápidamente al médico para comenzar el tratamiento lo antes posible. La antitoxina diftérica se administra por vía intramuscular o vía intravenosa. Después se administran antibióticos, como penicilina y eritromicina. Otras medidas incluyen: Líquidos por vía intravenosa, oxígeno, monitorización cardíaca, tubo de respiración y eliminación de la obstrucción de las vías respiratorias.

¿Cómo se previene la difteria?

Gracias a la vacunación sistemática de los niños se había erradicado la difteria en España y en gran parte del mundo. La vacuna es la única manera de asegurar que las personas estén protegidas de un contagio y esta se considera segura.

Se administra por inyección intramuscular de 0,5 ml de la toxina desactivada que induce una respuesta inmune produciendo anticuerpos que neutralizan la toxina. La administración de la vacuna de la difteria se suele hacer de forma conjunta con la vacuna antitetánica y antitosferina o antipertusis (DTP).

Balance riesgo / beneficio de la vacuna

Es cierto que las vacunas, al igual que cualquier otro medicamento, pueden tener efectos secundarios, pero la mayoría de los niños que la reciben no tienen ningún efecto secundario. Si lo presenta, este es leve: Puede ocurrir que tengan enrojecimiento, inflamación y dolor causados por la inyección, fiebre o vómitos.

Aunque se han descrito trastornos más graves, estos no son comunes. Si se hiciera un balance riesgos/beneficios de la vacuna se debe tener en cuenta que es una enfermedad muy grave, 1 de cada 10 personas que contraen difteria fallece como consecuencia de la enfermedad y si el paciente es menor que 5 años, los porcentajes empeoran hasta 1 de cada 5 niños.

Para reforzar la inmunidad de los niños frente a la toxina, la vacuna se puede poner a los 2 meses, a los 4 meses, a los 6 meses, entre los 15 y los 18 meses, entre los 4 y los 6 años y a los 16 años como en el calendario de vacunación adjunto:

Calendario de vacunación infantil en la Comunidad Autónoma Vasca (Osakidetza)

Los adultos también se pueden vacunar y se suele efectuar en 3 dosis: una primera, otra a los dos meses y otra a los 6 meses.

Es importante que cualquier persona no vacunada y que haya tenido contacto con una persona infectada acuda al médico para ser tratada inmediatamente. La difteria es de declaración obligatoria, siempre se publicará el ámbito geográfico de su aparición en los medios de comunicación.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention. Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) Recommended Immunization Schedules for Persons Aged 0 Through 18 Years and Adults Aged 19 Years and Older, 2013

Anuncios

13 Comentarios Agrega el tuyo

  1. I’m very happy to read this. This is the kind of manual that needs to be given and not the accidental misinformation that’s at the other blogs. Appreciate your sharing this best doc.

    Me gusta

  2. Chelo Puente dice:

    Interesantísima tu entrada!
    A mí, además, me ha aclarado muchas dudas que tenía sobre esta enfermedad que, como tú decías, era de tiempos de nuestros abuelos.
    Creo que hay personas que no se han informado lo suficiente de los riesgos que corren sus hijos cuando deciden no vacunarlos.
    Una abrazo, querida amiga y gracias por toda la información.

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Hola Chelo,
      impresiona mucho saber el destrozo que hace la bacteria y su toxina y posiblemente la gente desconocían que personas aparentemente sanas lo pueden transmitir.
      Siempre pasa igual, primero tiene que experimentarlo alguien para que entremos en razón. Desgraciadamente el afectado ha sido un niño. Espero que se recupere pronto.
      Un abrazo fuerte

      Me gusta

  3. De paseo por tu blog, esta vez orientado por Marcial. Abrazo.

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Bienvenido y gracias por leer y comentar!
      Un saludo afectuoso

      Le gusta a 1 persona

  4. josep dice:

    Precisamente anoche hablábamos de cuales serían los síntomas para detectarla. Muchas gracias por tu artículo tan extenso y tan bien tratado.

    Un b7.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yvonne dice:

      Hola Josep, sí, los síntomas son muy aparentes, pero posiblemente entonces ya será tarde.
      De vuelta un B7

      Le gusta a 1 persona

  5. perlita1 dice:

    ¡Que increíble! Ya habíamos olvidado el terror que provoca esta enfermedad…Es hasta desconocido en las generaciones jóvenes, el hecho de que hace muchos años, morían muchos niños …

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Hola Perlita,
      Sí que es una enfermedad muy grave, lo que pasa que mucha gente no se da cuenta, creen que las enfermedades erradicadas no vuelven. No piensan o no saben que hay portadores asintomáticos con capacidad de transmisión como en este caso del niño. Que pena, todos estaban protegidos porque estaban vacunados, menos el pequeño.
      En los últimos años han vuelto varias enfermedades, una de ellas es la parotiditis (paperas) que ha aumentado de forma considerable.
      Un saludo afectuoso

      Le gusta a 1 persona

    1. Yvonne dice:

      Gracias Superduque! Me ha gustado mucho tu último poema!
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

    1. Yvonne dice:

      Muchas gracias por la difusión, Manu!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s