Estrés y sobrepeso: Cuando nuestra grasa corporal habla al cerebro

Siempre lo he sospechado, si tienes estrés te da por comer, y no precisamente verduras ni ensaladas. Todo está tan sabroso …. y ¿a quién no le gusta comer? Y no solamente es que comes más, sino que se genera un círculo vicioso de estrés – almacenamiento de energía – grasa corporal  – estrés.

Así lo detalla una publicación en la revista The Official Journal of International Society of Psychoneuroendocrinology en el artículo “Adipocyte glucocorticoid receptors mediate fat-to-brain signaling”:

Dos universidades de Florida han encontrado que el estrés causa deseo de comer y tener demasiada grasa corporal puede perjudicar la capacidad del cuerpo de enviar una señal al cerebro para apagar la respuesta al estrés …… y así sigues comiendo y almacenando, porque persiste la señal de estrés.

Este hallazgo es muy importante, porque antes se pensaba que únicamente era el cerebro que controlaba al estrés. Pero ahora se demuestra que no solamente es el cerebro que responde al estrés, sino que interviene nuestra propia grasa corporal, nuestros adipócitos.

Han identificado un nuevo mecanismo, por el que un receptor de glucocorticoides en la grasa corporal puede afectar al control del estrés y del metabolismo en el cerebro. La activación de dicho receptor promueve un almacenamiento periférico de energía, mientras que se inhibe el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal, tres áreas interconectadas que controlan las reacciones al estrés.

Habrá que comprobar el peso de 2 a 3 veces por semana, para darse cuenta cuando el peso comienza a subir. Aunque a estas alturas del verano ya hemos superado la “Operación Bikini”, se trata de mantener el peso, no podemos dejar que nuestros sentidos nos dominen. Pero ¿cuál es nuestro peso ideal o en qué franja se puede considerar equilibrado?

Resultado de imagen de calculadora de indice de masa corporal
Cálculo del Índice de masa corporal

Medline nos da la respuesta: Una forma de determinar si nuestro peso es saludable para la estatura que tenemos es calcular el índice de masa corporal (IMC). Se calcula dividiendo el peso en Kilogramos por la altura al cuadrado en metros.

Franjas del Índice de masa corporal en adultos

En mi caso, peso 61 kg y mido 1,72 m, resultando un índice de masa corporal de 20.6 que está en la franja de peso normal. La tabla adjunta muestra las franjas para adultos que no se deben aplicar a los niños, ya que para ellos los valores son bastante más bajos.

Me ha parecido interesante insertar unas gráficas que ha publicado la Organización Mundial de la Salud para niños de hasta 5 años, dónde podéis ver si el peso es el correcto. Basta con calcular el IMC mediante la fórmula de arriba, mirar en la gráfica la edad del niño (en horizontal) y verificar (en vertical) si el IMC que habéis calculado corresponde a la franja verde en la gráfica:

De la misma manera podéis proceder en caso de niños a partir de los 5 años y más abajo de niñas a partir de los 5 años para ver si el peso es normal:

Una vez conocido vuestro peso normal y sabiendo:

  • que el estrés genera un aumento de peso porque produce un deseo de comer y
  • que demasiada grasa corporal impide enviar al cerebro la señal de apagar la respuesta al estrés

se trata de romper este círculo vicioso. Ahora es el momento ideal. En nuestras latitudes estamos en verano y es tiempo de relajarse. ¡¡Que el estrés no sea la causa de un posible aumento de peso!!

Referencias:

Annette D. de Kloet, Eric G. Krause, Matia B. Solomon, Jonathan N. Flak, Karen A. Scott, Dong-Hoon Kim, Brent Myers, Yvonne M. Ulrich-Lai, Stephen C. Woods, Randy J. Seeley, James P. Herman. Adipocyte Psychoneuroendocrinology, 2015;

Anuncios

12 Comentarios Agrega el tuyo

  1. etarrago dice:

    Reblogueó esto en Los Reblogueos de etarrago.

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Muchas gracias por el reblog …. guerra al estrés y todos a meditar!!

      Le gusta a 1 persona

  2. etarrago dice:

    Bien, gracias, Ivonne, quizás aún tengamos solución.
    Me encanta como documentas tus artículos … te lo tengo que “robar”
    Feliz delgadez

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Ji, ji, ji, que gracia, Enrique, me encanta tu humor!!

      Le gusta a 1 persona

  3. Otro de los factores que influyen en el sobrepeso, son los hábitos instaurados, poco saludables, que la gran mayoría de la población adquieren. La industria alimentaria tiene que “vender” y sin entrar en doctrinas, ni nada por el estilo, debemos ser conscientes de que determinados productos no son apropiados por que no son saludables.

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Hola Medicinaholisticageneral,
      sí, los hábitos son difíciles de cambiar, algunas veces porque falta criterio, otras veces porque, aún conscientes que no son los adecuados, cuesta romper con la rutina.
      Y es así de triste, la industria alimentaria pocas veces ayuda y esto cuesta mucho dinero a la Seguridad Social.

      Pero ya hay intentos tímidos por parte de algunas marcas de mejorar los productos. Supongo que ello se debe a la demanda por parte de la población de alimentos cada vez más naturales, sin conservantes, sin colorantes y con grasas más saludables.

      He observado que ya existen bastantes marcas que prescinden de aquellos aditivos que a los consumidores no nos aportan nada, …… aunque a la industria sí que le facilitaba el proceso. Si todos leemos las etiquetas y compramos la mejor opción, las empresas tendrán que optimizar su proceso productivo para elaborar un producto mejor.
      En Alemania ya hay iniciativas como el semáforo que llevan los alimentos. Si contiene mucha sal, mucho azúcar o grasas, el semáforo estará en rojo y a ningún fabricante le gusta que se evidencie que su alimento no es saludable.

      Un abrazo

      Me gusta

  4. Mai dice:

    Muy bien presentado, sirve para aproximarnos a conocer como estamos de peso y como todo lo psicosocial afecta gravemente nuestra salud física digamos. Una buena manera de disminuir el estrés y además bajar esos kilos (en grasa) de sobra es la actividad y el ejercicio físico 😀 la mejor cura, prevención y todo de todo jaja Saludos!

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Muchas gracias, Mai! Exactamente, si el estrés produce aumento de peso, combatirlo con ejercicio es perfecto! Después de practicar deporte nos quedamos tan relajados física y psíquicamente o, como bien dices, simplemente con mucha actividad física…. así que levantemonos y a salir!! 😀

      Saludos

      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  5. Davxgon dice:

    Reblogueó esto en davxgon.

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Muchas gracias por difundir, Davxgon! ❤

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s