El lado oscuro del azúcar de la fruta: La fructosa

Hace mucho que sabemos que los  distintos azúcares, entre ellos la fructosa,  son dañinos para nuestra salud y pueden provocar enfermedades cardiovasculares, diabetes, Alzheimer y déficit de atención o hiperactividad. El siguiente video, “That Sugar Film” muestra con cierto humor sus posibles efectos:

Pero acabo de ver un estudio que publicó la Universidad de California hace solamente dos días, en el que los investigadores hallaron, de qué modo nos afecta la fructosa, el azúcar de la fruta. Lograron explicar la base científica de los daños que produce a través de la alteración de cientos de genes en el cerebro, relacionados con el aprendizaje y la memoria.

¿Entonces deberemos prescindir de la fruta?

La fructosa no solamente proviene de las frutas, sino que se encuentra en multitud de alimentos procesados a concentraciones mucho más elevadas como en el ketchup, los refrescos, siropes, miel y postres.  Aunque la fruta contiene fructosa, su absorción es mucho más lenta debido a la fibra. No conviene prescindir de la fruta, pero tampoco  será aconsejable una dieta que consta exclusivamente de fruta.

La buena noticia es que el daño cerebral se impide tomando omega 3, como el que está contenido en los pescados azules como el salmón salvaje, las nueces y los vegetales.

Los estudios en ratas demostraron la disminución de las facultades mentales por ingesta de fructosa

Los expertos entrenaron a las ratas para encontrar la salida en un laberinto. Después  dividieron las ratas en tres grupos, proporcionándoles suplementos nutricionales diferentes durante 6 semanas:

  • El primer grupo tomó solamente agua.
  • El segundo grupo tomó agua con fructosa.
  • El tercer grupo tomó agua con fructosa y omega 3.

Volvieron a colocar a las ratas en medio del laberinto y observaron que el primer grupo encontró la salida sin dificultad, pero el segundo grupo tardó el doble que el primer grupo para encontrar la salida. Ello indica que la fructosa había dañado su memoria. En cambio el tercer grupo era tan rápido como el primero, lo que indica que el omega 3  elimina los efectos dañinos de la fructosa.

La causa del daño cerebral que produce la fructosa

Hallaron que la fructosa altera más de 700 genes en el hipotálamo  y 200 genes en el en el área de hipocampo del cerebro que está relacionado con el aprendizaje y la memoria y puede provocar un efecto cascada en otros cientos de genes.

Los experimentos son extrapolables al hombre, porque estos genes son comparables a los genes humanos. La indústria farmacéutica ya está evaluando la investigación de medicamentos para evitar el daño cerebral por esta alimentación inadecuada.

¿No sería más fácil prescindir de tantos alimentos con fructosa y comer más verdura y pescado?

Referencias:

Systems Nutrigenomics Reveals Brain Gene Networks Linking Metabolic and Brain Disorders

Anuncios

15 Comentarios Agrega el tuyo

    1. Yvonne dice:

      Muchas gracias, Marcela por la difusión!

      Le gusta a 1 persona

      1. MarcelaAGF dice:

        Un gusto hacerlo.

        Le gusta a 1 persona

  1. Roger dice:

    Vaya, vaya la dichosa fructosa que secretitos más malos tenía escondidos. Muy interesante Yvonne, seguiré leyendo sobre el tema! Un abrazo Roger

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Ja, ja, ja, que gracia con los secretitos de la fructosa!! Dulce con secretitos muy malos….como el género femenino!!! 🙂
      Un abrazo

      Me gusta

  2. marinside dice:

    Yo creo que hay que comer de todo de forma balanceada y procurando que los productos sean lo más naturales posible.

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Hola Marinside,
      tienes razón, hay que comer de todo! Pero, aunque el azúcar es natural, lo hemos extraído en concentraciones tan altas que nos pueden hacer daño. Los productos de la naturaleza nunca tienen esta cantidad de azúcar, es el hombre que ha procesado a estos alimentos naturales y ha concentrado sus azúcares. Lo saludable o lo nocivo está en relación a la concentración. Intentemos aceptar lo que nos proporciona la naturaleza y no añadirle más azúcar de lo que ya tiene, aunque hagamos algunas veces “caritas ácidas”. 😉
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

      1. marinside dice:

        Cuando te acostumbras a disfrutar los sabores que nos brinda la naturaleza sin añadirles nada son muy agradables. A mí me encantan las fresas sin nata ni azúcar y el café sin azúcar, porque este último enmascara su verdadero sabor.

        Me gusta

      2. Yvonne dice:

        A mi también me gustan los sabores auténticos. Pero no siempre ha sido así, porque antes tenía una cierta dependencia de los alimentos azucarados, creo que era una adicción!

        Le gusta a 1 persona

      3. marinside dice:

        Es probable, a mi me pasaba lo mismo, pero ahora que aprendía disfrutar los verdaderos sabores de los tes y el café, con azúcar no me gustan.

        Le gusta a 1 persona

      4. Yvonne dice:

        Hola Marinside,
        haces bien! La lengua se habitúa pronto a lo bueno ….y a lo malo también. Mejor no darle demasiado azúcar, que al final le acabas acostumbrando y cada vez quiere más, ja, ja!

        Le gusta a 1 persona

    2. Roger dice:

      Y que lo digas! 😉

      Le gusta a 2 personas

  3. vencuba dice:

    Reblogueó esto en VenCuba.

    Me gusta

    1. Yvonne dice:

      Muchas gracias por difundir!
      Un fuerte abrazo ❤

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s