Fundamental para perder peso: El té verde y el té blanco

¿Sabías que el té blanco es aún más antioxidante que el té verde? Ambos sirven para el tratamiento de la obesidad y según novedosas investigaciones también para la salud dental, para la memoria y para prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes y el cáncer.